Cuando nos acercamos al periodo navideño viene celebrándose en Barcelona la Feria de Santa Lucía desde hace más de 200 años. También se dice que la misma feria era conocida como “la feria de las mozas”, ya que se creía que iban chicas solteras para encontrar marido. Las mozas de los alrededores iban acompañadas de su madre, bien vestidas y arregladas, para poder encontrar un pretendiente.

El 13 de diciembre se celebra el día de Santa Llúcia, patrona de los sastres y modistas y también de los ciegos. A lo largo de la historia se conocen distintas celebraciones en la zona de Cataluña relacionadas con este personaje.

La zona de la Avenida de la Catedral se llena a finales de noviembre con puestos o “paradas” de artesanía y motivos navideños. Podemos encontrar decoraciones navideñas de todo tipo y accesorios para los belenes: figuritas, elementos para el paisaje, casas, cuevas ,etc.

La tradición de decorar la casa con nacimientos o belenes está muy extendida en España. En la mayoría de hogares se decora el salón con un pesebre con figuritas de cerámica u otros materiales. Se hace uso de musgos para recrear los montes, utilizando trapos o cajas de cartón para dotar al belén de una orografía accidentada, papel de plata para simular riachuelos, y hojas y flores para hacer todo ello más natural. En ocasiones se recubre con harinas a modo de nieve. Las figuras principales se disponen en el portal, con el pesebre y completando todos los demás personajes, a excepción de la imagen del recién nacido que se reserva hasta la noche del 24 al 25 de diciembre y la de los Reyes Magos que se sitúan en escena en posición de viaje según el paso de los días navideños, hasta llegar el día de Reyes  (6 enero)en que se simula su llegada al portal en posición de ofrenda y adoración al Niño Dios. El montaje se suele realizar en familia todos juntos, sobre todo si hay niños. Cada año se suele completar la decoración del belén, se adquieren nuevas figuritas en los mercados navideños como el de Santa Lucía.

La feria se completa con otros puestos dedicados a la vegetación (árboles, musgos…), también “paradas” de artesanía (joyas, ropa, decoración) que nos ofrecen originales productos para los regalos de estas fechas. Otra de las zonas es la dedicada a los instrumentos  que acompañan los villancicos (Canciones de navidad): zambombas, panderetas…

La feria está amenizada con actuaciones teatrales, musicales y animación infantil.

En definitiva, una oportunidad para que los estudiantes que durante esta época del año están en uno de nuestros cursos de español para extranjeros participen de esta tradición navideña y disfruten del ambiente navideño en una de las ciudades más bonitas de España.