Durante el mes de septiembre la ciudad de Granada experimenta un aumento de población debido al inicio del curso universitario. Muchos estudiantes, tanto españoles como de toda Europa, se incorporan a la vida de la ciudad.

Este fenómeno, junto con la vuelta de los granadinos a la rutina tras el verano, hace que  en Granada la vida en la calle se anime, así como en comercios y bares.

Este es el momento en que se reinician muchas de las actividades que ofrece Granada, mundialmente conocida por su variedad y ambiente cultural.

Los estudiantes que nos visitan durante esta época pueden participar en muchas de las actividades que nos ofrece la ciudad.

El Museo Memoria de Andalucía, además de su oferta permanente, organiza cada año ciclos de cine gratuitos y en V.O.S. Este otoño nos ofrece el ciclo “HNegra” que hace un recorrido por el papel de la mujer en el  cine policíaco. Esta Fundación programa habitualmente también conciertos de nuevos artistas y otros no tan nuevos de jazz, folk, blues…etc.

Otro lugar en el que podemos disfrutar de la música (y el baile) es en el mítico teatro “La Chumbera”. Sin duda, el mejor lugar para disfrutar del flamenco con la Alhambra de fondo a un precio asequible. Este año celebran el “Día Mundial del Flamenco” con exhibiciones de baile y actuaciones para completar la programación otoñal. Recomendamos este lugar a los estudiantes de la escuela porque, al mismo tiempo que pueden ver un espectáculo flamenco, tendrán la oportunidad de disfrutar de la vista nocturna de Granada desde el Sacromonte y recorrer sus calles llenas de “embrujo”.

Y, aunque estemos en Andalucía, no todo es flamenco. Este mes los granadinos y visitantes han podido  asistir al Festival de Jazz de Granada que ha contado con artistas mundialmente conocidos como Zenet.

A todo esto podemos añadir un sinfín de posibilidades: Conciertos en salas (Planta Baja o El tren) para los más modernos, teatro clásico y actual (Teatro Isabel la Católica), tertulias culturales (Bar la Tertulia), intercambios lingüísticos…. Y un largo etcétera.

En definitiva, aprender español rodeado de todo esto, sin duda, hará tu experiencia más amena.