Dijo Hemingway que si tuviéramos que visitar un solo lugar de España, ese sería Granada. Hay pocas ciudades tan completas como ésta. Por eso, la experiencia de visitar Granada como estudiante de español te ofrece la posibilidad de disfrutar el deporte, la cultura, la gastronomía y el ocio de la ciudad mientras aprendes el idioma. Además, si eliges nuestro curso de español para el turismo, aprenderás a desenvolverte –tanto desde el punto de vista de un profesional, como de un consumidor-  en todos los ámbitos relacionados con el turismo en la ciudad: alojamientos, restauración, agencias de viajes, información turística, consumo, reclamaciones admirativas, ¡y mucho más!

Granada: una variedad de paisajes

En menos de 100 km a la redonda puedes encontrar una gran variedad de paisajes y entornos culturales. Por una parte, a menos de 40 km de la capital, está una de las mejores estaciones de esquí del país: Sierra Nevada. Ciento diez km de pistas para practicar deportes de invierno en temporada y una completa oferta de senderismo en los meses menos fríos.

La parte sur de estas montañas alberga un conjunto de pueblos de origen árabe cuyo encanto y singularidad es conocido en el mundo entero. La comarca de la Alpujarra sigue manteniendo la producción artesanal de miel, vino, telas y… ¿cómo no? de jamón.

Si eres más de playa, la costa de Granada, llamada “Costa Tropical”, queda a menos de una hora de la capital, lo que permite visitarla fácilmente. Los pueblos costeros como Almuñécar o Salobreña están también llenos de historia y tienen mucho encanto tanto para recorrerlos en un agradable paseo hasta los castillos que los coronan como para darse un baño en sus aguas. Aquí la gastronomía típica se basa en el pescado y no puedes dejar de probar un espeto de sardinas o una paella con pescado.

La cultura granadina

Si tu intención es adentrarte en el mundo cultural, la capital granadina ofrece una amalgama monumental e histórica en la que confluyen la cultura árabe en las calles y edificios del Albayzín, la magnificencia de los palacios cristianos y la catedral, y las casas de origen judío en el barrio del Realejo. Y, por supuesto, no puedes olvidarte de la Alhambra, monumento declarado Patrimonio de la Humanidad en 1984. Este lugar deslumbra a todos sus visitantes con las decoraciones de los Palacios Nazaríes, la belleza de sus jardines del Generalife y con la robustez de sus torres.  ¡Su recorrido te transportará a otra época!

La gastronomía

Como no todo es visitar monumentos, no puedes olvidar que una de las mejores maneras de descubrir la cultura de un lugar es a través de la comida. En Granada , la cultura de las tapas está muy presente. De hecho, es uno de los pocos lugares de España donde puedes degustar una deliciosa tapa con tu bebida gratuita (siempre que sea la hora de comer o cenar). “Salir de tapas” no sólo supone una experiencia cultural para degustar los productos de la tierra; sino que es una forma de socializar, reunirse con amigos y familia, y vivir como “un granadino”.

La ciudad, además, ofrece un ambiente nocturno variado y animado, música para todos los gustos y un sinfín de eventos culturales.

¿Preparado para desenvolverte como un granadino mientras disfrutas de todos los servicios turísticos? ¡Vive la ciudad con nosotros!