Imaginemos que, cansado de tanto trabajar y/o estudiar, has decidido tomarte un año sabático y que has elegido Barcelona como ciudad en la que vivir. Además puedes aprovechar de este tiempo para aprender español, el tercer idioma más hablado en el mundo, conocer a nueva gente, hacer nuevas amistades y relacionarte, de manera continua, con la cultura hispánica, pero sin renunciar a vivir en una grande ciudad multicultural.

Pues, en este caso, sin duda alguna, conocer el funcionamiento del transporte público es muy importante, especialmente porque Barcelona es la segunda ciudad más grande y poblada de España.

El hecho de que la capital catalana sea tan grande hace que sea difícil desplazarse y recorrer las calles únicamente a pie; afortunadamente el transporte público de Barcelona es excelente e, incluso, bastante barato (factor muy importante si eres un joven estudiante que tiene muchos gastos a los que hacer frente como el alquiler, el curso de español, etc. y quieres ahorrar lo más posible), por lo cual, es fácil moverse hasta cada rincón de la ciudad de manera cómoda y rápida.

Lo primero que hay que saber sobre el transporte publico de Barcelona es que todo el sistema está integrado. Eso significa que los transportes como el metro, el autobús, el tranvía y el tren de cercanías funcionan con el mismo billete. Además, este sistema funciona por zonas y el área metropolitana de Barcelona cuenta con un total de 6 zonas, pero a no ser que tengas que salir de la ciudad, con un billete de zona 1 podrás moverte por el centro sin problemas.

Entre los billetes y los abonos que puedes comprar, dependiendo de lo que tengas pensado utilizar el transporte publico, están: el billete sencillo (cuyo precio es de 2,15 euros), el billete de 10 viajes (cuyo precio varía en función del tiempo de validez y de la zona que elijas), la Tarjeta Hola BCN (disponible para 2,3 y 4 días), la Tarjeta Barcelona Card (que, además del transporte, incluye muchos descuentos y entradas gratuitas), los abonos diarios (cuyo precio varía dependiendo de la zona), los abonos para jóvenes menores de 25 años o para menores de 16 años, los abonos para familias numerosas, los abonos para grupos, el abono mensual y muchos más…

Los billetes y los abonos se pueden comprar a través de la web, en las distribuidoras ubicadas en todas las estaciones de metro y en algunas paradas de la red de autobuses o en los puntos TMB de información y atención al cliente.

La forma más rápida y económica de desplazarse por Barcelona es seguramente el metro. El metro de Barcelona está compuesto por 12 líneas que cubren 146 kilómetros de extensión, llegando hasta casi todos los lugares atractivos e importantes de la ciudad. El metro opera de domingo a jueves de 5:00 a 24:00 horas, los viernes el horario se amplia hasta las 2:00 horas y los sábados ofrece un servicio continuo durante las 24 horas del día.

Los autobuses que recorren la capital catalana realizan más de 80 recorridos diferentes, llegando tanto a los lugares más turísticos como hasta los rincones más escondidos de la ciudad. El horario de los autobuses depende de las líneas, aun así, la mayoría de ellos opera de 4:30 a 23:00 horas aproximadamente. Existe un servicio de autobuses nocturnos que cubre gran parte de la ciudad y está activo de 22:40 a 6:00 horas aproximadamente.

Los trenes de cercanías no solo son el complemento perfecto para el metro para desplazarse por la ciudad, sino que también son interesantes para llegar hasta las poblaciones cercanas. Por lo que concierne a los horarios, los trenes que dan apoyo al metro de la capital tienen el mismo horario que el metro, mientras que los trenes que conectan la capital con otras ciudades tienen un horario que varía en función de la línea.

Aunque desde el punto de vista turístico no es la opción más interesante, por la poca extensión de la red y el hecho de que no circule por los lugares de interés, el tranvía es un medio de transporte encantador, ya que permite disfrutar de las vistas de la ciudad. Las líneas destinadas a los tranvías son 7 y se pueden coger desde las 5:00 de la mañana hasta las 24:00 aproximadamente (con una extensión en el fin de semana).

A estos 4 medios de transporte que forman parte del TMB, hay que añadir otros medios, extremadamente interesantes para los turistas o para quienes acaban de establecerse en la ciudad y quieren hacer un poco de turismo antes de empezar el día día con las clases de español, el trabajo, etc., cuyas tarifas, sin embargo, no están incluidas en los billetes del TMB y varían dependiendo del medio que elijas. Es el caso del teleférico (medio de transporte que te permite conocer la capital catalana desde el aire), el Tranvía Azul (el único de los antiguos tranvías que sigue circulando por la ciudad), el Autobús Turístico de Barcelona (que ofrece tres rutas distintas más una nocturna), las golondrinas (que realizan travesías cortas para mostrar el litoral de Barcelona) y los taxis.

Como puedes ver, desplazarse por Barcelona en transporte público no solo es económico y rápido (y eso tu cartera te lo agradecerá), sino que permite vivir más de cerca la verdadera cotidianeidad de la capital catalana ¡Aquí te esperamos!

 

-Giulia Luongo.