Una de las actividades extra que realizamos en Proyecto Español es el Club de Lectura. Cada mes elegimos entre todos los participantes un libro de literatura española o hispanoamericana, lo leemos y, justo antes de que acabe el mes, organizamos un encuentro en línea durante el cual hablamos y nos confrontamos acerca de la obra.

“Lo recomiendo a todo el mundo, incluso a quien no le gusta leer, porque leer así es una de las formas más bonitas y divertidas para alcanzar el dominio de un idioma”. Esta frase viene de Simona, estudiante de Proyecto Español desde 2018 y autora de este artículo, en el que nos habla de su experiencia en el Club de Lectura.

Si estás aprendiendo español y te gusta leer, mi experiencia en el Club de Literatura, que enseguida te contaré, te podría ser útil.

El verano pasado, después de un curso de conversación presencial, donde hablamos mucho sobre libros de literatura española y tratamos diferentes argumentos, nuestra profesora sugirió que continuáramos esta experiencia, incluso una vez que regresáramos a nuestros respectivos países, creando un Club Literario en línea, en el que nos asignaría, cada mes, la lectura de un libro, el cual, al mes siguiente, sería el protagonista de nuestro club.

En realidad, lo que ha ocurrido es que esta cita para nuestro «club» de lectores se ha convertido en un hilo conductor que está siempre encendido y presente en nuestras vidas.

Mi experiencia es la de tener en las manos un objeto valioso e importante que cobra vida, ya no es una simple lectura, es entrar en el mundo interior de los personajes, en sus pensamientos y acciones; subrayarlos, reflexionar sobre ellos, comprender porqué el autor usa esa palabra y no otra.

Además, puesto que solemos leer libros contemporáneos, insistimos mucho en expresiones coloquiales y eso es extremadamente útil, sobre todo porque, pese a lo incomprensible que a veces pueden ser, son dichas expresiones que nos hacen mucho más españoles en el habla cotidiana.

He ampliado mucho mi vocabulario y ahora leo como si estuviera leyendo en mi idioma nativo.

Me interesé por la biografía de todos los autores que hemos leído, escritores de narrativa, poesía y teatro, y al hacerlo fue como embarcarme en un viaje por la historia de España. 

En los últimos meses parece que he hecho un gran cambio, basta decir que por la mañana cuando me despierto pienso en español. Tengo un cuaderno donde escribo todo lo que me parece relevante mientras leo y eso es muy útil para organizarme mentalmente cuando nuestra profesora, que es muy buena y preparada tanto en literatura como en historia, nos empuja a reflexionar y saca a relucir nuestras dudas y pensamientos, los cuales, sin ella, permanecerían cerrados en las páginas de los libros.

Durante la hora del club esto es lo que hacemos: la profesora nos hace preguntas y pide que todos cuenten su visión del argumento y den su opinión; a veces estos son muy diferentes entre ellos y es interesante profundizar en el porqué pensamos aquello y comparar nuestro punto de vista, a veces contando nuestra propia experiencia.

Gracias a los numerosos autores que hemos leído, entre otros, Isabel Allende, Miguel Delibes, Enrique Jardiel Poncela, Carlos Ruiz Zafón, Rosa Montero, Federico García Lorca, Javier Castillo, nos estamos creando una cultura y capacidad crítica en español de muy buen nivel.

En suma, recomiendo a todo el mundo que participe a los clubes de lectores que cada mes Proyecto Español organiza, siendo estos una oportunidad única de leer, confrontarse y aprender la lengua y la cultura española e hispanoamericana.

 

– Simona Bonatti