Desde hace años comer en casa al mediodía es una rareza, especialmente entre los estudiantes, a los cuales, entre clase y clase, no les da tiempo a regresar a casa para comer.  Por otra parte, no solo los horarios, sino también las distancias hacen que los restaurantes o los bares sean una opción obligada para muchos y, eso, desde luego, influye en el equilibrio nutricional.

En cualquier caso, aunque no siempre es fácil, debido, entre otras cosas, al presupuesto limitado del que normalmente disponen los alumnos y a una variedad reducida de restaurantes, es posible comer sano también en estas circunstancias. Aunque no es sencillo, se pueden encontrar menús de precio asequible, saludables y de calidad.

Entonces, ¿qué tipo de restaurante es mejor?

Antes de nada, hay que aclarar que no existe una tipología de restaurante ideal para comer sano fuera de casa; ahora bien, es evidente que los restaurantes que ofrecen una carta variada de verduras, ingredientes de proximidad y de calidad y cocciones simples son la mejor opción. Asimismo, los bares que ofrezcan un tipo de cocina mediterránea son una buena alternativa.

En este sentido, es de destacar que, siendo España un país que se asoma al Mediterráneo, el papel que la dieta y, por ende, la cocina mediterránea juegan en la gastronomía española es muy significativo. De hecho es una de las más saludables, ricas y variadas dietas que existe. Está formada esencialmente por frutas y verduras de temporada, legumbres, cereales, frutos secos, pescado azul y, desde luego, aceite de oliva. Por todo ello, comer algún plato de la cocina mediterránea significa aportar todos los nutrientes necesarios para que el menú resulte equilibrado, sin renunciar al sabor.

A este respecto, cabe especificar que forman parte de la gastronomía española algunos platos que son, a la vez, sanos, mediterráneos y sabrosos. Estos son: el gazpacho y el salmorejo, la paella, la escalivada, el pisto, la tortilla española, los pescados azules muy típicos de Galicia o de la costa de Andalucía…

Como veníamos diciendo al principio, es cada vez más frecuente que las personas, especialmente los jóvenes, acudan, por falta de tiempo o por pereza, a restaurantes o a bares para comer, pero sin por eso querer dejar de comer sano. A tal respecto, siendo Granada una ciudad que acoge cada año un gran número de estudiantes (en donde, por cierto, encontrarás una de nuestras escuelas), te vamos a proponer dos restaurantes en los que podrás encontrar comida saludable, mediterránea y llena de sabor.

El Tablón Verde ofrece una gran variedad de comida saludable y con sabor, realizada con productos ecológicos. La propuesta de El Tablón verde es muy variada, es decir, ofrecen platos omnívoros, vegetarianos, veganos, crudiveganos y sin gluten. Asimismo, ya que estamos en Granada, con cada bebida viene gratis una tapa a elegir. Te recomendamos probar las papas a lo pobre con huevos, el lomo aliñao y la paella (vegana).

La cuchara de Carmela es uno de los cuatro restaurantes de Carmela, cuya cocina, probablemente, te recordará la cocina casera de tu abuela; de hecho, su propuesta incluye platos de toda la vida, es decir, sabores y aromas propios de la cocina de las abuelas, sin renunciar a algún toque innovador y personal. La carta de La cuchara de Carmela es equilibrada, sana, tradicional, llena de sabor y con ingredientes frescos y de alta calidad. Entre los numerosos platos que proponen te aconsejamos: el guiso de espinacas y garbanzos, el gazpacho con tomate cherry y pepino, las croquetas y las berenjenas fritas con miel.

En definitiva, si estás en nuestra escuela de Granada quédate tranquilo, ya que podrás encontrar una amplia oferta en restauración de comida saludable, sabrosa y a un precio asequible.