Tanto si eres un estudiante que acaba de llegar a Madrid para aprender español, como si eres un turista de visita en la capital de España, el museo del Prado es una parada obligatoria para ti.

Muchos artistas y críticos de arte consideran el Prado como una de las mejores pinacotecas del mundo, al encontrarse allí representada casi la totalidad de los estilos y de los pintores del mundo. En este sentido, a parte de una colección española espectacular, con Goya como eje central, mediante la cual se confiere una visión de la historia de España a través del arte, es posible admirar obras europeas, sobre todo italianas y francesas, de fama mundial.

En Proyecto Español solemos proponer a nuestros alumnos varias actividades extras, algunas dentro de la escuela, otras en la ciudad. A tal respecto, una actividad que frecuentemente organizamos para nuestros estudiantes de Madrid es, justamente, la visita al museo del Prado. Un estudiante nos relata su experiencia.

 

Durante mi estancia en la escuela Proyecto Español de Madrid participé en varias actividades extras, entre otras: visita a todos los monumentos de la ciudad, intercambios con nativos, visita al Bernabeu y muchas más. Entre todas ellas, la que más me gustó fue la visita al museo del Prado. El museo, al contener una de las mejores colecciones de pintura del mundo, es hermoso y muchas de las pinturas que vimos me pusieron la piel de gallina. ¡Fue una experiencia verdaderamente maravillosa!

En realidad, sin menospreciar a las piezas artísticas, que fueron todas excepcionales, lo que más se me ha quedado grabado en la mente y que, por ende, nunca olvidaré, ha sido, sin duda alguna, la manera con la que los responsables de la escuela desarrollaron la visita. A tal respecto, para que nosotros viviésemos la experiencia de manera activa y participativa, organizaron una yincana en el museo.

En concreto, nos dividieron en grupitos pequeños y, para alcanzar el objetivo final, encontrar y ganar el premio, teníamos que contestar a algunas preguntas, todas relacionadas con las diez piezas imprescindibles del museo que íbamos a ver y, a la vez, identificar el nombre del autor y el siglo en el que se pintó el cuadro.

Gracias a la yincana pude descubrir, admirar y conocer más de cerca obras verdaderamente estupendas como: Las Pinturas Negras de Goya, Las Meninas de Velázquez, El Jardín de las delicias del pintor holandés El Bosco, La Maja Desnuda de Goya, El caballero de la mano en el pecho de El Greco, El 3 de mayo, otro cuadro de Goya, David vencedor de Goliat de Caravaggio, El sueño de Jacobo de Ribera…

Visitar el museo de este modo fue estimulante, divertido y motivador. Me quedé contenta con la visita y aprendí mucho, tal vez mucho más de lo que habría aprendido si la visita hubiese sido como las que tradicionalmente se suelen llevar a cabo.

En definitiva, si estás en Madrid, no te lo pienses dos veces. La próxima vez que Proyecto Español organice algo semejante a la experiencia que yo viví, ¡apúntate!

 

En Proyecto Español organizamos esta tipología de actividades y visitas a espacios museísticos como el Prado a menudo, por ello, si tienes interés en descubrir algo más sobre el arte de fama mundial, no te pierdas la próxima visita este gran museo. Además de actividades relacionadas con el arte, planificamos también otro tipo de actividades. ¡Aquí te esperamos!