El español es un idioma tan bonito como complejo. Por ello, muchos de mis estudiantes, especialmente en niveles básicos, encuentran algunas dificultades, sobre todo en la gramática.

A tal respecto, uno de los mayores problemas que afecta a menudo a mis aprendices de español como lengua extranjera es diferenciar el uso entre ser y estar, ya que dicha distinción es algo propio del español y, normalmente, los dos se traducen con un único verbo en otros idiomas. De hecho, los ingleses no hacen ningún tipo de diferencia, únicamente utilizan el ser. Los italianos sí que los distinguen, pero sólo tienen 5 usos del verbo estar, por ello también les resulta difícil. No hablemos de rusos o ucranianos, para los cuales entender cuándo usar ser y cuándo emplear estar es aún más complejo.

Entender todos los contextos en los que hay que emplear cada uno de estos verbos resulta muy complicado, aun así, en breve, podemos decir que SER se utiliza para expresar cualidades esenciales o características permanentes del sujeto (Juan es bajo), mientras que ESTAR se usa per expresar características o estados transitorios que dependen de circunstancias (La sopa está fría).

Como venía mencionando arriba, aunque dicha regla general sea útil, distinguir entre SER y ESTAR, si nos adentramos en los detalles, no es tarea sencilla. A continuación, os propongo un breve esquema que resume los principales usos de ser y estar, que os puede ser útil a fin de entender mejor la diferencia que subyace bajo estos dos verbos.

 

Empleamos el verbo SER para:

· Identificar y definir a una persona o una cosa (Juan es mi hermano mayor)

· Describir las características permanentes de una persona o de una cosa (Juan es bajo)

· Indicar la nacionalidad y el lugar de origen (Juan es argentino)

· Hablar de la profesión de una persona (Juan es profesor de español)

· Describir las cualidades propias de un objeto o de un lugar (Las jirafas son muy altas)

· Hablar del material con el que está hecho un objeto (el anillo es de oro)

· Indicar la posesión de algo (el anillo es de la novia de Juan)

· Decir la hora (Es la una de la tarde)

· Indicar la fecha (Hoy es 18 de mayo. Es martes)

· Marcar un periodo de tiempo (es de día)

· Ubicar en el espacio eventos o acontecimientos (la fiesta es en la discoteca de mi padre)

· Indicar el precio de algo (¿Cuánto es? Dos euros con cincuenta céntimos)

Usamos el verbo ESTAR para:

· Describir los estados físicos de una persona (Juan está enfermo)

· Describir la postura corporal de una persona (Juan está tumbado)

· Hablar de estados de ánimo de una persona (Juan está contento)

· Señalar el estado civil de una persona (Juan está soltero)

· Hablar de un trabajo temporal (seguido de la preposición de) (Juan está de camarero)

· Describir el estado temporal de una cosa o lugar (el cuarto de Juan está limpio).

· Indicar la fecha (siempre con el verbo en primera persona plural y la preposición a) (estamos a 18 de mayo)

· Situar en el tiempo (estamos en primavera)

· Ubicar en el espacio (la farmacia está al lado de la catedral)

 

-Giulia Luongo.

 

PRACTICA EL SER Y ESTAR:

Completa este formulario y podrás descargar unos prácticos ejercicios de ser y estar.