Los españoles son, por su naturaleza, muy temperamentales. A otras naciones a veces les pueden resultar incluso pesados. Les gusta hablar en voz alta, gesticular, salir de fiesta hasta la madrugada y, por supuesto, ¡bailar!

En esta entrada os presentaremos los bailes nacionales más populares de España. ¡Seguro que conocéis más de uno!

El Flamenco es un baile proveniente de Andalucía. En concreto, su origen se debe a los gitanos que vivían en la Península Ibérica. En el programa de casi todas las excursiones a España, encontraremos un show de flamenco. Y no es de extrañar, porque este baile es considerado todo un símbolo del país. Solo, en parejas o en grupo, inseparablemente vinculado a la música vibrante y llena de pasión, la guitarra y las castañuelas. Los movimientos y los gestos de los bailarines expresan su estado emocional, cuentan una historia determinada. Elementos característicos son las palmadas y el taconeo al ritmo de la música. Las bailarinas hacen gestos dinámicos con el abanico en la mano.

Otro de los bailes españoles bastante conocidos es el pasodoble. Es rápido, enérgico, sensual y muy espectacular. El pasodoble es una corrida de toros llevada a la pista de baile. El hombre representa a un torero, la chica – una muleta roja.

Aparte de estos dos, los españoles tienen bailes menos conocidos en el extranjero.

El Bolero es un estilo que por su forma se parece a la bachata de la República de Dominicana. Los dos son muy sensuales, el ritmo es lento, la música suele contar una historieta, habitualmente amorosa e infeliz.

La Jota es un baile popular y dinámico de la región de Aragón. Muchas veces se baila en grupos grandes. Consiste en movimientos rápidos de piernas y saltos. Las manos van encima de la cabeza, los bailarines llevan castañuelas en las manos.

Pero hay un baile más que merece la pena mencionar. Es la sardana, baile nacional de los catalanes. Es un símbolo de su identidad. Los bailarines se agarran de la mano haciendo un círculo. Sus movimientos son, sobre todo, unas sacudidas fuertes de piernas. La simplicidad de este baile consiste en que cada uno puede incorporarse en cualquier momento – dejar su mochila dentro del círculo y unirse a bailar! Es común ver grupos de personas bailando sardanas los fines de semana en algunas plazas de pueblo. En Barcelona, normalmente, los domingos en la plaza de la catedral. La vinculación del baile con la cultura catalana es tan fuerte que se han construido varios monumentos emblemáticos. El más famoso se encuentra en Barcelona, en la montaña de Montjuïc, en Barcelona.

Si eres un estudiante de Proyecto Español en Granada, en principio te recomendamos ver un espectáculo de flamenco! Hay un montón de tablaos donde puedes verlo en vivo y disfrutar del baile y la música más andaluza que existe!

 

– Edyta Czabaj.