Saca el diccionario, ¡ha llegado la hora de ampliar tu vocabulario!

Sin vocabulario, tendrás dificultades a la hora de hablar en una lengua extranjera y tus conversaciones serán muy exiguas y carentes.

Si quieres demostrar a tus amigos y familiares (o a ti mismo) que eres capaz de llevar a cabo diálogos enriquecedores e interesantes, te aconsejo que corras a la librería más cercana y que te compres un diccionario de español (eventualmente, puedes conseguir uno que sea bilingüe, es decir, español – tu idioma nativo).

Aquí tienes los tres mejores diccionarios de español:

– Diccionario de la Real Academia Española (en línea)

– WordReference.com (en línea)

– El Diccionario de la lengua española, Espasa; Edición: 23.

También puedes buscar por Internet y descargar, en tus dispositivos electrónicos, una aplicación que actúe como diccionario de español.

El concepto es sencillo: cada día, preferiblemente por la mañana, abre el diccionario y elige una palabra al azar (también puedes hacerlo siguiendo el orden alfabético, como prefieras). Una vez elegida la palabra, el objetivo del día es utilizarla en un contexto apropiado (o en varios contextos, si existen diferentes usos). De este modo, aprenderás una palabra nueva cada día y sabrás cómo utilizarla.

Ejemplo: «Tara» sustantivo femenino.

  1. (=anomalía, trastorno) defecto físico o psíquico de origen hereditario
  2. (=falla, desperfecto) ligera imperfección que queda en un producto
  3. peso de un contenedor o vehículo que contiene una mercancía sin contar el peso de su carga

Supongamos que estás de compras y ves un defecto en la manga de una de las blusas que te interesan. Es ahora el momento de utilizar la palabra del día (en la segunda acepción): «Disculpe, veo que hay una tara en la manga de esta blusa. ¿Sería posible obtener un descuento del 10%?»

¡Una palabra más adquirida y, a la vez, una nueva blusa!

-Candice THOMAS.