¿Has notado que los españoles usamos mucho el verbo QUEDAR? Lo primero que
debemos saber es que este verbo es un verbo regular que tiene una infinidad de
significados diferentes.
Uno de esos significados, quizás el que más problemas presenta para nuestros
alumnos, surge cuando le añadimos el pronombre reflexivo y creamos el verbo
QUEDARSE. Este verbo es un verbo pronominal porque tiene un pronombre reflexivo,
que al conjugar ponemos delante.
Veamos la diferencia cuando los conjugamos:

QUEDAR QUEDARSE
Yo quedo me quedo
quedas te quedas
Él/Ella queda se queda
Nosotros quedamos nos quedamos
Vosotros quedáis os quedáis
Ellos/-as quedan se quedan

A primera vista notamos que existe una diferencia ¿verdad? Pero ¿qué significa cada uno?

Uno de los significados con el que más frecuencia utilizamos el verbo QUEDAR es
“ponerse de acuerdo con alguien con quien te quieres ver”. Así, solemos “quedar con nuestros amigos”, es decir, nos ponemos de acuerdo para vernos. Además, podemos utilizarlo para indicar tiempo y lugar: “quedamos a las cinco en el bar”. Podríamos decir que este significado es equivalente al verbo “to meet” del Inglés.

Además, también empleamos mucho el verbo QUEDAR con significado de “haber”. Por ejemplo decimos: “tenemos que comprar cervezas, ya no quedan (hay).”

Y entonces, ¿qué significa QUEDARSE? Fácil, “permanecer en un lugar”. De esta forma solemos decir:

“Hoy me quedo en casa, no me apetece salir”.

“En la pausa nos quedamos en la escuela”.

“Los sábados se queda hasta tarde en la cama”.

Estos son los significados principales, pero…hay muchos más.